Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

La pandemia reforzó la centralidad de la cohesión social apelando a la indispensable cooperación de todas las personas y actores sociales

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, participó hoy en el lanzamiento del marco analítico y de medición “Cohesión social y desarrollo social inclusivo en América Latina: una propuesta para una era de incertidumbres”, elaborado por la Comisión regional de la ONU y AECID.

29 de octubre de 2021|Noticia

29.jpg

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.
Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.
Foto: CEPAL.

La pandemia del COVID-19 reforzó la centralidad de la cohesión social apelando a la indispensable cooperación de todas las personas y actores de nuestras sociedades para avanzar en el control de esta crisis sanitaria, asumiendo costos y alteraciones profundas de la vida cotidiana, afirmó hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), durante el lanzamiento de un nuevo documento elaborado por la Comisión regional de las Naciones Unidas y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

“La pandemia abre una oportunidad histórica para la construcción de sistemas de protección social universales, integrales y sostenibles, y para avanzar progresivamente hacia verdaderos Estados de bienestar. En otras palabras, no podemos repensar el futuro sin mirar a la cohesión social y la necesidad de un nuevo pacto social”, afirmó la máxima representante de la CEPAL.

El marco analítico y de medición “Cohesión social y desarrollo social inclusivo en América Latina: una propuesta para una era de incertidumbres”, fue presentado hoy en un seminario internacional virtual que fue inaugurado por Alicia Bárcena y Antón Leis García, Director de la AECID.

Los comentarios estuvieron a cargo de Cayo Cáceres, Viceministro de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social de Paraguay; Alexandra Haas, Directora de OXFAM – México; María Luisa Méndez, Directora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) y Andras Uthoff, Experto Internacional.

Durante su intervención, la alta funcionaria de las Naciones Unidas afirmó que, previo a la pandemia, la coyuntura regional y mundial ya era poco propicia para el fortalecimiento de la cohesión social.

“Los impactos que hemos analizado en la CEPAL son profundos y equivalen ya a lo que denominamos una crisis prolongada que, por el momento, no verá una recuperación con altas tasas de crecimiento, sino más bien el retorno a una senda de bajo crecimiento”, subrayó.

Al mismo tiempo, añadió, las expectativas y exigencias de la ciudadanía tras ya muchos sacrificios podrían llevarnos a una acumulación de tensión y descontento social a la postre inmanejable.

Por ello, “algo tiene que cambiar”, expresó Alicia Bárcena.

Recordó el llamado del Secretario General de la ONU, António Guterres, quien en su más reciente informe Nuestra Agenda Común, de septiembre de 2021, expresa que “es hora de renovar el contrato social entre los Gobiernos y la población, y dentro de cada sociedad, para restaurar la confianza y abrazar una concepción amplia de los derechos humanos. La gente necesita resultados concretos en su vida cotidiana”.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL destacó que la publicación presentada hoy plantea una idea de cohesión social centrada en la igualdad, inspirada en el trabajo reciente de la CEPAL sobre la igualdad y el desarrollo sostenible, así como la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

“Para ello, plantea una propuesta de marco de medición con indicadores objetivos y de percepción, así como un marco para pensar en cada contexto nacional cuáles deben ser los sectores de política más relevantes para habilitar esa cohesión social entre iguales y en democracia”, afirmó.

Antón Leis García, en tanto, destacó que la CEPAL y AECID comparten misión, visión y valores.

“Llevamos décadas trabajando y colaborando por la promoción del desarrollo humano mediante la lucha contra la pobreza, el hambre, la desigualdad, por el fortalecimiento institucional, la protección del Estado de Derecho o la promoción de los valores democráticos”, señaló.

El marco analítico y de medición “Cohesión social y desarrollo social inclusivo en América Latina: una propuesta para una era de incertidumbres” examina el concepto de cohesión social dándole una vocación explícitamente democrática y orientada a la igualdad. Partiendo de esta base, se define también un marco de medición y monitoreo de la cohesión social en América Latina mediante indicadores disponibles y comparables. Finalmente, se distinguen diversas áreas prioritarias de política pública que resultan cruciales para avanzar hacia dicho modelo de cohesión social, con la idea de que la combinación específica de políticas y su orden de prioridad debe definirse de acuerdo a los avances y desafíos de la cohesión social en cada contexto nacional. Esperamos que estos aportes permitan incorporar a la cohesión social como uno de los referentes indispensables para el diseño de políticas públicas en favor de un desarrollo sostenible y con igualdad.