Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Alicia Bárcena: Abogamos por una Constitución Feminista para la generación del siglo XXI en Chile

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL participó en el Seminario Internacional: Igualdad de Género y Constitución, convocado por el Sistema de las Naciones Unidas en Chile y organizado en conjunto con ONU Mujeres Chile.

10 de diciembre de 2021|Noticia

“Nosotros abogamos por una Constitución Feminista para la generación del siglo XXI. Ese es nuestro sueño. Una Constitución para la igualdad y el desarrollo sostenible que se base en los mejores estándares internacionales. En eso queremos contribuir como Sistema de las Naciones Unidas en Chile”, dijo este viernes 10 de diciembre Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), durante el Seminario Internacional: Igualdad de Género y Constitución realizado de forma híbrida (presencial y virtual) en el Día de los Derechos Humanos.

“Chile debería sentirse orgulloso. Está hoy a la vanguardia con una Convención Constitucional paritaria por primera vez en la historia de un país, que representa la diversidad nacional y está conformada por un grupo que goza de conocimiento técnico y trae nuevos liderazgos”, destacó Bárcena en la inauguración del evento convocado por el Sistema de las Naciones Unidas en Chile y organizado en conjunto por la CEPAL y ONU Mujeres Chile.

El encuentro también contó con palabras de apertura de Elisa Loncon, Presidenta de la Convención Constitucional de Chile; Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (por video), María-Noel Vaeza, Directora Regional para las Américas y el Caribe de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), y María José Torres, Coordinadora Residente del Sistema Naciones Unidas en Chile.

“Como mujer de este país, quiero manifestar mi mayor orgullo y reconocimiento a todas las mujeres, porque logramos instalar la paridad en este proceso de Convención Constitucional. Muchas gracias por todas esas luchas, hermanas y compañeras”, dijo Elisa Loncon, Presidenta de la Convención Constitucional de Chile. “Como mujer indígena, desde el pensamiento interseccional, desde el diálogo intercultural y desde la epistemología del Sur, llamo a todas las mujeres y movimientos feministas a hacernos cargo de avanzar por nuestros derechos de cara a la Madre Tierra”, añadió.

María-Noel Vaeza de ONU Mujeres indicó que “es posible la paridad en todos los niveles de representación de mujeres, en procesos constituyentes y en toda la política. Chile es el primer país del mundo en redactar una propuesta de constitución de manera paritaria, entre hombres y mujeres, en toda su diversidad. Por eso tenemos que celebrar. Es un gran honor para nosotros y un gran ejemplo para el mundo”.

La Coordinadora Residente María José Torres, en tanto, resaltó que “estamos en Chile viviendo un momento muy especial, no solo porque la Convención Constitucional está imaginando un Chile diferente, sino también porque lo está haciendo desde un órgano constituyente paritario, que es un tremendo logro para Chile, la región y el mundo”.

Por su parte, la Alta Comisionada Michelle Bachelet dijo que “a nivel global, a pesar de los progresos que hemos hecho, no podemos negar la realidad: la representación igualitaria de las mujeres en la vida política avanza muy lentamente. Al ritmo actual, la paridad de género no se alcanzará en las asambleas legislativas nacionales antes del 2063 y no tendremos el mismo número de mujeres y hombres como jefes de gobierno antes del 2150”.

Durante su intervención, Alicia Bárcena destacó la gran experiencia que tiene la región promoviendo los derechos y la autonomía de las mujeres, especialmente en el marco de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de la CEPAL, que hoy preside Chile.

“Hoy estamos haciendo una propuesta provocadora: la humanidad tiene que ir hacia una sociedad del cuidado. Hemos hablado de la economía del cuidado, pero nosotros queremos hablar de una sociedad de cuidado, que cuide el medio ambiente, a las personas, que se autocuide”, indicó la alta representante. “Necesitamos un viraje urgente en el estilo de desarrollo para avanzar hacia una sociedad del cuidado”, insistió.

La desigualdad de género es un rasgo estructural en América Latina y el Caribe y se expresa en una distribución desigual entre hombres y mujeres del poder, de los recursos, de la riqueza, del trabajo y del tiempo, advirtió Bárcena. “La pandemia nos está dejando cicatrices estructurales, por eso el modelo tiene que cambiar. Dos de cada 3 mujeres han sido víctimas o han experimentado algún episodio de violencia, y al menos 4.091 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 26 países en 2020. Esto no puede ser”, enfatizó.

El evento contó con tres paneles temáticos. En el primero, titulado “Proceso Constitucional en Chile: Enfoque de Género en la Convención Constitucional y liderazgo de mujeres Convencionales Constituyentes”, participaron Ingrid Villena, Gaspar Domínguez y Bárbara Sepúlveda, convencionales constituyentes por los distritos Distrito 13, 26 y 9, respectivamente.

El segundo panel, denominado “Tendencias de la integración del enfoque de derechos humanos y género en las constituciones”, contó con la intervención de Xavier Mena, Representante Adjunto Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Claudia Flores, Directora de la Clínica de Derechos Humanos Internacional de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago; y Gladys Acosta, Presidenta del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW).

En el tercer panel, que abordó las experiencias nacionales sobre perspectiva de género en procesos constitucionales (Bolivia, México y Zimbabwe), expusieron Olga Sánchez Cordero, Presidenta de la Mesa Directiva del Senado de México, quien integró la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México; María del Rosario Ricaldi, quien integró la Asamblea Constituyente de Bolivia; y Jessie Majome, quien integró la Comisión de Reforma Constitucional de Zimbabwe.

La clausura estuvo a cargo de Ana Güezmes, Directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL; María Inés Salamanca, Coordinadora de ONU Mujeres en Chile; e Isabel Godoy, Vicepresidenta Adjunta de la Mesa Directiva de la Convención Constitucional de Chile.

“La Tierra es femenina. Liberemos a la Tierra, tal como queremos liberar a las mujeres. Es una tarea muy importante que nos permite recoger los saberes de los pueblos originarios, que son los únicos que han entendido que somos parte de la naturaleza y no sus conquistadores”, manifestó Bárcena y concluyó: “Necesitamos un contrato social renovado, con los derechos humanos como eje, que construya un Estado de bienestar, con una fiscalidad redistributiva, que tenga instituciones democráticas, con un manejo sostenible de los recursos naturales, en donde nadie se asuste de la pluralidad y la diversidad. Hay unidad en la diversidad”.